miércoles, 6 de febrero de 2013

El agua más limpia del mundo


A pesar de que tiene una profundidad de 15 metros, el agua del río Verzaska, en Suiza, es tan cristalina que desde el fondo puede verse perfectamente un puente que hay sobre sus aguas. Por eso mismo, los 30 kilómetros que tiene de longitud son mundialmente conocidos por su limpieza y claridad y si no, mira las fotos...





Por lo general, suele fotografiarse desde arriba, pero en este caso las imágenes han sido tomadas desde abajo de un puente artificial de arco conocido como el Puente Romano.
El autor de las fotos, Claudio Gazzaroli dice: "Yo quería mostrar la belleza del lugar en formas nuevas". Por ello se centró en dos lugares: el propio río y el puente.






Quizás también te interese:






No hay comentarios:

Publicar un comentario