miércoles, 13 de febrero de 2013

Funerales falsos, con temibles consecuencias



Muchos de nosotros nos pica la curiosidad con poder ver nuestro funeral para saber quiénes asisten a él, para saber con quién contamos, quién nos llora y hasta quién es nuestro verdadero amigo, pues bien, hay un caso registrado de 2007 en el que el bosnio Amir Vehabovic de 45 años se encargó de organizar un funeral para él mismo todo esto con el afán de satisfacer una de las curiosidades que muchos de nosotros tenemos ¿Quiénes irán a mi funeral? Y claro, todo tiene sus consecuencias.

Y Amir descubrió que nadie iría a su verdadero funeral ya que al falso funeral que organizó, solamente asistió una persona, su madre. Todo esto desató su ira y su coraje hasta el punto de que escribió una carta para los cuarenta y cinco invitados ausentes en la que decía: "Pagué mucho dinero para obtener un certificado de defunción falso y soborné a varios empresarios fúnebres; espero que algunos de ustedes, mis supuestos amigos, me ayuden a pagar los gastos”


Quizás también te interese:

No hay comentarios:

Publicar un comentario